Se encuentra usted aquí

Bancos de Conservación de la Naturaleza, situación actual y avances

Fecha de creación: 
Viernes, 3 Noviembre, 2017

Los Bancos de Conservación de la Naturaleza (BCN) son una nueva herramienta de conservación reflejada en la disposición adicional octava de la Ley 21/2013 de Impacto Ambiental , la cual es impulsada por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) para apoyar iniciativas de la propiedad privada y terrenos de propiedad municipal gestionados de manera privada cuyos responsables quieren involucrarse en la conservación mediante esta novedosa figura que ya se utiliza con éxito en otros países europeos y en Estados Unidos.

 En la siguiente entrevista la bióloga Ana Rengifo explica en qué consiste su participación, como miembro de la familia propietaria de una dehesa del ámbito del Parque Nacional de Monfragüe, en un novedoso proyecto piloto de BCN impulsado por el MAPAMA, cuyas conclusiones serán incorporadas en la nueva versión de un borrador de reglamento que se está elaborando y  discutiendo con los sectores interesados y expertos para su mejora e incorporación de sugerencias.

 Durante el año 2014 el Área de Acciones de Conservación de la Subdirección General de Medio Natural del MAPAMA redactó un borrador de reglamento muy elaborado cuya versión final, a la espera de su aprobación, va a incorporar los resultados de las nuevas experiencias piloto, como es el caso del desarrollado en la finca del Guijo, propiedad de la familia Rengifo.

 El primer borrador del reglamento de los BCN fue debatido en un Grupo de Trabajo del Congreso Nacional de Medio Ambiente  en 2014 (CONAMA), en el que participaron representantes de distintos movimientos sociales, entre ellos el  de custodia, en la búsqueda de un consenso que no llegó a producirse del todo ante las dudas manifestadas por algunas ONG. El Foro de Redes y Entidades de Custodia del Territorio (FRECT) colaboró con el MAPAMA realizando una serie de propuestas donde se destacaba la necesidad de acometer nuevos proyectos piloto demostrativos.

 El desarrollo de las experiencias piloto de los BCN ha sido llevado a cabo en dos períodos distintos y sus resultados se han ido incorporando y adecuando en las últimas versiones de borrador del reglamento. La Dehesa del Guijo (Cáceres) fue el primer piloto que se desarrolló en España, y luego se realizó un segundo en La Garganta (Ciudad Real, Castilla-La Mancha).En esta primera experiencia, además de Dehesa del Guijo y el MAPAMA, colaboraron la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), la Universidad  de Extremadura (UEx),  la Universidad Politécnica de Madrid  (UPM, ETSI de Montes) y Ferrovial.


 Ana destaca que “el primer piloto de BCN que se inició en 2014 para desarrollo de la versión inicial del reglamento fue sufragado por Ferrovial. Esta empresa contrató a un doctorando de la URJC, colaborando su departamento de Ciencias Ambientales, UPM-ETSI, UEx, Dehesa del Guijo y Ferrovial. Se invitó también en las discusiones finales a Miguel Ángel La Calle (Pool Aseguradoras), entre otros. La selección en 2014 de nuestra finca para la colaboración, voluntaria y no remunerada, fue debida a la trayectoria y al compromiso conservacionista de la propiedad*, a las características ambientales de la misma y a una buena relación personal con todas las partes implicadas. Como propietaria y bióloga trabajé en la parte técnica, y creo que aportamos datos relevantes del Plan de Ordenación Forestal 2007-2187 y por contar con certificación PEFC en Gestión Forestal Sostenible”.

 Ana continúa señalando que“ posteriormente, en 2016, también me he implicado en el nuevo proyecto impulsado por el MAPAMA y desarrollado por Tragsatec “ Proyectos piloto en terrenos con potencialidad para desarrollar medidas compensatorias de impactos residuales”, que posteriormente se constituirán ad hoc en un BCN. La propuesta englobó tres pilotos de BCN en comunidades autónomas distintas que han servido para seguir trabajando sobre el reglamento añadiendo igualmente las puntualizaciones realizadas por distintos agentes sociales. Hemos contado con el apoyo de la Escuela de Ingeniería Forestal de Plasencia (UEx) y Aproca CLM”. Durante este tiempo he ido informando y recabado opiniones sobre esta figura entre los propietarios y las comunidades autónomas de Extremadura y Castilla-La Mancha, y la respuesta ha sido de gran interés y buena acogida. La experiencia ha sido muy positiva y todavía continúa“ Para Ana el estudio ha servido también para confirmar la necesidad de ir de la mano con la Administración, los propietarios,  los promotores de obras y proyectos, las entidades de custodia del territorio, el mundo científico y técnico en una iniciativa de este calado que, a su juicio “ redundará, sin ninguna duda, en beneficio del medio natural en España; de hecho, la propia Junta de Extremadura ha incorporado el desarrollo de los BCN en su Estrategia 2030 como una valiosa herramienta, no solo para la conservación, sino para la buena gobernanza del territorio en un modelo económico circular natural a desarrollar en la región”.

FUNCIONAMIENTO DE LOS BCN PILOTOS

Las fincas

 La experiencia de BCN piloto en Extremadura consta de un “banco múltiple” en la finca “Dehesa del Guijo”, que recoge diferentes hábitats y especies y que fomentará la conectividad entre ellos: encinar, dehesa, zona de campeo de Milvus milvus, charca mediterránea para Ciconia nigra, Marsilea sp. e Isoetes sp.; y zona de comedero para Aquila adalberti.

 En Castilla-La Mancha los pilotos son un banco de hábitat en la finca “El Allozar”: zonas subestépicas de gramíneas y anuales de therobrachypodietea. Un banco de especies en la finca  “La Garganta”, zona de Hieraaetus fasciatus.

 En cada caso se han cuantificado los créditos que resultarían de las actuaciones según parámetros de monitorización seleccionados y descritos en el documento del MAPAMA “Bases ecológicas preliminares para la conservación de los tipos de hábitat de interés comunitario en España” y “Evaluación del estado de conservación de las especies silvestres”  publicados por MAPAMA.

 

 

BCN piloto EXTREMADURA

Encinar                                              10,82 has

Dehesa con Milano real                        4,94 has

Charca Mediterránea:

Cigüeña negra            2,21 has

Marsilea sp.    0,05 has

Isoetes sp.       0,16 has

Comedero de Águila imperial0,70 has          

 BCN piloto CLM

Hábitat            Águila perdicera         199,50 has

Hábitat Zona subestépica gramíneas   67,00 has

 

En todas ellas se han determinado los estados iniciales de conservación y los planes de acción a desarrollar para la mejora de sus estados de conservación  a largo plazo, en concreto se han  definido a 20 años, por ser pilotos. Se han estudiado las necesidades en ejecución, además de  explorarse la viabilidad de las obligaciones siguientes:

- Los propietarios deben  conservar los valores naturales creados o mejorados.

- Se establece una limitación del dominio, esto es, una limitación en cuanto a los usos, de tal forma que solo se pueden realizar  aquellos que sean compatibles con los referidos valores naturales objeto del BCN.

 - La limitación del dominio que aparecería contenida en el certificado administrativo de creación o mejora de ese activo natural deberá ser inscrita en el Registro de la Propiedad.

- Acreditación con carácter anual del cumplimiento de las obligaciones de conservación mediante informes debidamente documentados por entidad acreditada e independiente (en estos casos de BCN piloto será la UEx, pero es un papel donde encajarían las entidades de custodia del territorio que cuenten con la capacitación necesaria; en cualquier caso será una elección del propietario de cada BCN).

- Cumplimiento de los principios de conservación y mantenimiento de adicionalidad creada por los BCN mediante contrato privado con adjudicatario de obra, que garantice la inclusión de los costos derivados de las operaciones correspondientes, como garantía a largo plazo de la conservación de los valores naturales objeto del BCN.

- Garantía de ejecución de cada BCN, de acuerdo con cada plan de acción propuesto, mediante la contratación de un seguro agrario que asegure la finalización del mismo de acuerdo con el valor de la obra (plan de acción) y asuma los riesgos ambientales por desastres naturales previstos en sus cláusulas.

 

Las obras e infraestructuras

 Mientras tanto y para seguir avanzando en paralelo, hay una segunda línea de trabajo en la que participan promotores de obras y proyectos con adjudicaciones de obras de infraestructuras, que deben cumplir con una compensación de daños residuales en determinados hábitats o especies. Con dichos promotores se llevará a cabo el ejercicio de intercambio de valoración, mediante los créditos necesarios, para compensar la obra asignada, y cerrar la transacción con la propiedad de la finca del BCN.

 

 

 

 

 

 El proceso puede visualizarse de forma resumida así:

 - Contrato entre las partes.

 - Financiación de las actuaciones  de ejecución del plan de acción.

 - Contrato de seguro por parte del BCN. Se ha estimado que es importante que se asegure la ejecución de la obra.

 - Contrato de la entidad de vigilancia ambiental por parte del responsable del BCN.

 - Ejecución del plan de acción del BCN.

 - Descargas y transacción de créditos entre el promotor de la obra y la propiedad del BCN.

 - Mantenimiento del BCN.

 - Vigilancia ambiental del BCN a largo plazo.

 - Cierre de la experiencia piloto.

El análisis

 Inicialmente se ha partido de un estudio científico exhaustivo de los terrenos y del plan de gestión de los BCN a desarrollar, para lo cual se ha contado con apoyo técnico de la UEx y la supervisión del MAPAMA.

 El resultado de todas estas experiencias piloto permitirán realizar un  análisis, y supervisión de lo pormenores que vayan surgiendo, para incorporar las experiencias al nuevo borrador del reglamento, teniendo en cuenta que cada BCN tendrá sus propias características y será creado por resolución administrativa.

CONCLUSIÓN FINAL

 El MAPAMA está ultimando el  nuevo borrador de reglamento de BCN que será expuesto y discutido con los sectores interesados. “Esperamos que pronto se consiga aprobar para comenzar a trabajar con esta necesaria herramienta de conservación a la que se está dedicando un considerable esfuerzo”, apunta Ana. “Es importante recalcar la necesidad de colaboración entre los propietarios, los gestores del territorio, la Administración, el mundo científico, las entidades conservacionistas, las entidades de certificación forestal, las entidades financieras, los promotores, las entidades públicas, etc, para llevar a cabo una buena planificación, ejecución y control y seguimiento de los BCN con la implicación de la población rural”, comenta.

 Ana afirma que “si se consiguen hacer bien los BCN estos favorecerán el desarrollo económico de la zona en cuestión, ayudarán a fijar población y generarán puestos de trabajo técnicos tan necesarios para una buena conservación, lo cual es también una oportunidad para las entidades de custodia del territorio. Esta herramienta compleja requiere del consenso y buen hacer de todos los agentes sociales implicados para conseguir su fin último: adicionalidad en nuestro patrimonio natural y biodiversidad, una mejora sobre los recursos y servicios ambientales de ese territorio”, finaliza.

 

* Referencias de la trayectoria y  compromiso conservacionista de la propiedad de la Dehesa del Guijo

 Socio del LIFE MONTADO & CLIMATE; A NEED TO ADAPT, LIFE15 CCA/PT/000043.

Colaboradora de la UEx , la Asociación Trashumancia y Naturaleza y la Fundación MAVA para el estudio de la influencia del manejo tradicional de la ganadería extensiva en la biodiversidad de pastos.

Colaboradora con Ingulados y UEx en estudio y seguimiento de la tuberculosis bovina en las poblaciones ganaderas y cinegéticas.

Colaborador de la Estrategia Extremadura 2030, recientemente presentada.

Pertenece a la Fundación Amigos del Águila Imperial Ibérica.

Es miembro de la Junta Rectora del Parque Nacional de Monfragüe, representando a los propietarios de fincas privadas incluidas en terreno del Parque Nacional.

Miembro de Junta Directiva de la Federación Española de la Dehesa (Fedehesa).

Miembro de la Junta Directiva del GAL- Ademe. Ha participado activamente en el desarrollo de su estrategia de PDR 2014-2020.

Está trabajando para la declaración de dehesas como sumideros de carbono, en contacto con Oficina Española de Cambio Climático del MAPAMA.

Su gestión forestal sostenible está certificada por PEFC España.

Posee sello Wildlife Estate- España que avala la gestión sostenible de su biodiversidad

Se presentó, como socio solicitante de Grupo Operativo trans-autonómico de “Aprovechamiento de restos de poda como medida para combatir emisiones difusas en la dehesa”.

Colaboró en 2005 en Conservación del Águila imperial, Buitre negro, Cigüeña negra”, LIFE03/NAT/E/00050.