Se encuentra usted aquí

Educación y custodia urbana en Tudela de Navarra

Fecha de creación: 
Martes, 29 Marzo, 2022

El Ayuntamiento de la localidad navarra de Tudela ha firmado un acuerdo de custodia del territorio con la Fundación El Castillo que afecta a la finca aledaña al centro educativo que esta regenta en el emblemático cerro de Santa Bárbara. Ambas partes han contado con el asesoramiento de la Plataforma de Custodia del Territorio de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Para el diseño de este acuerdo de custodia urbana se ha aplicado “el aprendizaje servicio'', un innovador sistema formativo caracterizado por el desarrollo de actividades educativas orientadas a la mejora y colaboración con la comunidad que rodea al centro educativo así como con otros colectivos. De esta forma el alumnado percibe el componente práctico de su aprendizaje a la par que contribuye a una mejora social.

 

Los propios alumnos se han encargado de diseñar el acuerdo, trasestudiar previamente en qué consiste la custodia del territorio. Los estudianteshan tomado la decisión de comprometerse a preservar el entorno con labores  de revegetación de la ladera, recibiendo para ello asesoramiento de la contrata municipal de jardinería. Por su parte, el Ayuntamiento ha cedido una parcela para huerto escolar, de forma que todo el conjunto de acciones contribuirá a mejorar la calidad paisajística y ambiental del entorno que rodea el centro  escolar de la Fundación El Castillo, localizada en el cerro de Santa Bárbara. Se trata de una atalaya sobre la ribera del Ebro, un singular paraje con gran valor simbólico para todos los tudelanos.

 

El alumnado ha señalado en el acuerdo otros objetivos de conservación, aprovechando el huerto escolar, como son conservar variedades locales de cultivo, preservar el suelo vegetal (principal sumidero de carbono, fundamental para reducir  el impacto del cambio climático) y conservar y divulgar el conocimiento de los usos tradicionales que favorecen la biodiversidad tanto agraria como silvestre. La iniciativa educativa también hace partícipe a los alumnos en el seguimiento del acuerdo y en la vigilancia ambiental de los espacios custodiados en este.