Se encuentra usted aquí

Custodia litoral y adaptación al cambio climático en Valencia

Fecha de creación: 
Martes, 2 Junio, 2020

Los devastadores efectos de la borrasca Gloria en el litoral mediterráneo se vieron frenados en la población valenciana de Puçol gracias a la protección contra el oleaje, del sistema dunar restaurado por la veterana entidad de custodia del territorio Acció Ecologista-Agró.

Las imágenes de paseos marítimos destrozados en la costa mediterránea tras el paso de la borrasca Gloria contrastan de forma dramática con la zona más septentrional de la playa de Puçol, el único tramo donde no se produjeron daños materiales.

La reintroducción de más de una veintena de especies de flora dunar autóctona, tras haber instalado sencillos sistemas trampa para retener la arena, fundamenta un proyecto pionero de restauración dunar que la entidad de custodia desarrolla desde 2012 en el citado municipio valenciano, con la colaboración del Ayuntamiento de Puçol y de voluntarios y entidades locales, como el Club de Buceo Trotafons o la Falla Camí La Mar.

Como explica Miguel Crespo Roig, coordinador de este proyecto de Acció Ecologista-Agró, el hecho de que no se hayan producido daños materiales tras el paso de Gloria en esa zona de la playa tiene a la restauración dunar como responsable directa. “No hay que olvidar que la función ecológica de las dunas, además de albergar una biodiversidad muy interesante, es la de proteger la playa de temporales y la erosión litoral. Solo hay que ver las fotos del paseo marítimo y comparar cómo quedó en la zona de la restauración dunar y en las zonas donde no hay vegetación en la playa”, puntualiza.

Desde Acció Ecologista-Agró se tomó la decisión de restaurar el sistema dunar en 2012. Una iniciativa que presentaron al Ayuntamiento de Puçol “por el impacto que generaban los temporales en la zona norte de la playa que, al ser la más próxima al puerto industrial de Sagunto, es también la que más erosión litoral sufría. Ahora, gracias a restauración de la flora dunar, es la zona que mejor resiste los envites de los temporales”.

Al principio se encontraron con la oposición de los vecinos. “Durante los primeros años hubo bastantes vecinos de la playa que se opusieron a la restauración dunar. No querían plantas en la playa y llegaron a convencer al Ayuntamiento para quitarlas. Pero, como ya habíamos conseguido introducir con éxito especies protegidas por el Catálogo Valenciano de Especies de Flora Amenazada, la Dirección General de Costas no lo autorizó y conseguimos salvar las dunas”. Los evidentes beneficios de la flora dunar para proteger la playa de los efectos de los temporales han cambiado la situación. “Cada vez son menos los vecinos que se quejan. Actualmente, cuando vamos a realizar plantaciones o tareas de mantenimiento, la gente en lugar de criticarnos como antes nos suele felicitar por nuestro trabajo”, afirma Crespo.

En todo este proceso han topado con algunos obstáculos derivados de trabajar en un área de dominio público. “La primera dificultad fue convencer al Ayuntamiento de Puçol. Y, después, conseguir el permiso de la Dirección General de Costas para realizar la actuación, pero lo solventamos relativamente bien”. En relación a la dinámica de custodia del territorio, la ausencia de protocolos para la custodia en el ámbito litoral ha servido para que desde Acció Ecologista-Agróe se hayan marcado algunas prioridades. “Uno de los retos a corto plazo que nos hemos fijado es convencer al Ayuntamiento de Puçol y a la Dirección General de Costas para firmar un acuerdo de CT que nos facilite el trabajo. Sería el primero de España de CT litoral. Y, por ahora, con el consistorio ya hemos acordado ampliar durante los próximos años la restauración dunar a toda la playa de Puçol”, comenta.

En lo relativo a los trabajos de restauración, las plantas que obtienen son certificadas. “Tenemos dos vías para conseguirlas. La primera es solicitarla a viveros públicos que la producen. Nosotros trabajamos sobre todo con el Vivero Municipal del Servicio Devesa-Albufera del Ayuntamiento de Valencia. Y también la conseguimos del CIEF, el Centro para la Investigación y Experimentación Forestal de la Generalitat Valenciana −aclara−. Además, en el marco de un proyecto de custodia del territorio que tenemos con el Ayuntamiento de Puçol, el del Paraje Natural Municipal de La Costera, también las producimos en nuestro propio vivero, donde tenemos especies de flora dunar, forestal, de ribera, de humedales, etc”.

Las plantas más significativas que utilizan son “de especies protegidas por el Catálogo Valenciano de Especies de Flora Amenazada: la centinodia de playa (Polygonum maritimum), la algodonosa marina (Otanthus maritimus), la lechetrezna de playa (Euphorbia paralias) y la campanilla de las dunas (Calystegia soldanella). Y, por la belleza de su flor estival, también la azucena de mar (Pancratium maritimum)”.

Fuera de Puçol, han asesorado a un par de ayuntamientos vecinos de la comarca de L’Horta Nord para el desarrollo de actuaciones similares. “Concretamente al de El Puig de Santa María y al de La Pobla de Farnals que, inspirados por el proyecto de Puçol, han desarrollado iniciativas parecidas, aunque menos ambiciosas”, añade.

Como trabajos similares al suyo Miguel cita, en cuanto a proyecto de restauración dunar de referencia en Valencia, el que realizó la administración pública en las dunas del Parque Natural de l’Albufera. Pero ha sido el de sus compañeros de Acció Ecologista-Agró de la comarca del Camp de Morvedre el que más les ha inspirado. “Llevan años trabajando para conservar y restaurar la vegetación dunar de Sagunto. Y, como nosotros, a través del voluntariado y la participación ciudadana”. 

Para terminar, insiste en la importancia de gestionar el litoral desde la sostenibilidad. “O cambiamos la gestión actual de las playas y optamos por un modelo que respete los sistemas dunares y los valores medioambientales de la playa o nos quedaremos sin ellas a golpe de temporal”, concluye.

 

En las tres últmas fotografías se aprecia 1) la zona dunar del paseo marítimo de Puçol después del temporal Gloria sin ningún desperfecto; 2) el efecto barrera provocado por la vegetación dunar y 3) la zna del paseo marítimo de Puçol sn dunas cubierta de arena tras el paso de Gloria.